Isla Riesco, la cuarta isla más grande de Chile, se ubica en el centro del territorio magallánico, hacia los 53º latitud sur. Su nombre es en homenaje al Presidente Germán Riesco, quien gobernaba en el año 1904, cuando se descubrió su condición de insularidad. Antes, se pensaba que pertenecía a la península Muñoz-Gamero. Se le considera como la reserva de carbón más grande de Chile.

Sus primeros habitantes desempeñaban tareas de caza y recolección marina, los que se fueron ISLA RIESCO 2009

asentando en la zona lacustre de Última Esperanza. Al promediar el octavo milenio antes del presente se comenzó a poblar  esta zona de forma permanente, los que probablemente derivaron a una población local de la cultura Kawéskar. Posterior a estas fechas, hacia el siglo XVI comenzaron a aparecer esporádicamente expediciones marinas de las cuales no se tiene mucha información.  Sin embargo, es en el siglo XIX, con expediciones inglesas en busca de información cartográfica, cuando comienza a asentarse el extranjero en estas tierras. En 1877 la corbeta Magallanes de la Armada de Chile realizó nuevos reconocimientos hidrográficos, impulsado paralelamente con las primeras penetraciones al territorio desde Punta Arenas. El inicio de la ocupación de esta isla por el hombre blanco tiene bases en la minería del

carbón y en la explotación de lanares. Esto implicó una gran avanzada colonizadora, que tenía por objetivo explotar los recursos naturales y el ganado.  El carbón se empieza a explotar a partir del año 1880 y el año 1889 en la costa norte se descubre el yacimiento Mina Magdalena.  La implantación de ganado lanar se realiza por primera vez el año 1891. La actividad minera del carbón en su máximo auge tuvo tres minas en explotación. Entre las más importantes encontramos la mina Magdalena, mina Elena y mina Chilenita. Sin embargo, el carbón encontrado no rendía lo suficiente para una fructífera explotación, su

calidad era bastante baja, lo que hizo que todas las minas fueran cerrando más rápido de lo que se esperaba. La época de auge de esta actividad, fue entre los años 1925 y 1954, pero en el año 1950 fueron cerradas todas las minas en forma definitiva. En la actualidad se reiniciará la explotación de este mineral, por a la “escasez” global de recursos naturales, donde los una vez considerados como obsoletos vuelven a ser tomados en cuenta.

Estudios y prospecciones a partir de 1976, realizadas por CORFO en “Invierno y “María Oliva”, encuentran aproximadamente 600.000.000 de toneladas de carbón.  Este conformaría una reserva energética de importancia, la que será explotada a partir del año 2009. Labores que han comenzado.