VER RELATO

 

 

vea fotos  

 

No sólo del campo vive el hombre. Fundo Ankel lo demuestra con sus trabajadores. Entre ellos están el presidente del club deportivo de Isla Riesco y una joven promesa en la rayuela. La política no está ausente. Tanto el dueño del campo como uno de sus trabajadores postularon a las elecciones municipales por un cupo a concejal. Al menos no habrá pelea: ninguno de los dos salió electo.

“Todos creían que Ankel era un nombre autóctono de unos indios que llegaron en una época…” La verdad es que, el nombre Fundo Ankel proviene de la imposibilidad de su actual dueño por decir su nombre, Ángel, cuando éste era aún un niño. Tras la pregunta de cómo se llamaba, él respondía en su infantil lengua: Ankel.

 

 
 
PATROCINADORES VOCABULARIO VIDA NATURAL RELATOS UBICACION GEOGRAFICA PROYECTO