vea el spot

 

 

VEA FOTOS  

 

De maneras diferentes se aprovecha el campo. Fitz Roy es un ejemplo de ello cuando se habla de turismo ganadero. La memoria de Isla Riesco se presenta en cada una de las piezas que posee el museo de Fitz Roy. Desde aquella tetera perdida entre los restos de alguna estancia abandonada, hasta las calderas que hacían funcionar los antiguos asentamientos de carbón.

En este lugar la leche de vaca aún se deja saborear para comenzar una larga jornada de trabajo. Hay que tener todo listo para cuando llegue el turista: desde temprano preparar los corderos y tener las sopaipillas fritas.

 

 

 
 
PATROCINADORES VOCABULARIO VIDA NATURAL RELATOS UBICACION GEOGRAFICA PROYECTO ¡Aaay, Andrea!